30 septiembre, 2022

DIÓCESIS DE TUMACO

“Si tiendes tu mano al hermano, caminas como cristiano”.

Acción significativa continuando en el tiempo de cuaresma. “Retiro Espiritual de conversión”

La Parroquia Señor de la Misericordia de Bocas de Satinga realizó este sábado 5 de marzo el retiro de cuaresma para los grupos parroquiales y fieles comprometidos con la Parroquia. El evento de carácter espiritual se llevó a cabo en la comunidad de la zona mar de El Carmen. Una comunidad que recibió a los ejercitantes espirituales con grandes atenciones. Nuestra gratitud a toda la comunidad por todas sus atenciones durante la estancia en esta actividad parroquial; solo nos queda decirles: Que Dios les pague y que Nuestra Señora del monte Carmelo los lleve por los caminos de la verdadera fe en Dios.
El “Retiro Espiritual de conversión” tomó como punto de partida el siguiente texto bíblico: “La llevaré al desierto y la volveré a enamorar” (Oseas 2,16). El mismo se propuso como meta: “Conseguir un espacio de reflexión y silencio que le aproveche a los fieles de la parroquia Señor de la Misericordia en Olaya Herrera, para entrar en el ambiente propio del tiempo cuaresmal y puedan así dar frutos de conversión y santidad” (Documento de Planeación de la actividad).
Dos espacios temáticos hicieron parte de la reflexión: El Espíritu de la cuaresma es el silencio que posibilita escuchar a Dios texto bíblico Dt 6, 1-13 y Signos de la Cuaresma en la sagrada Escritura: La ceniza, el desierto, el ayuno, la caridad y la oración. El primer tema estuvo a cargo de Juan José Melo Daza, seminarista de la Diócesis de Tumaco; el segundo, tema orientado por Segundo Jorge Rodríguez docente de la IE Las Marías del municipio de Olaya Herrera (Nariño). La animación a cargo de P. Jaime Alex Córdoba Álzate, sacerdote de nuestra Diócesis de Tumaco.
El texto de partida de la segunda reflexión fue: “Buena es la oración con ayuno; y mejor es la limosna con justicia que la riqueza con iniquidad. Mejor es hacer limosna que atesorar oro. La limosna libra de la muerte y purifica de todo pecado. Los limosneros tendrán larga vida” (Tb. 12, 8-9).
La actividad fue exitosa gracias a la organización, a la participación activa de los asistentes y las excelentes atenciones de la Comunidad de El Carmen. El retiro concluyó con la celebración de la Eucaristía que tuvo la asistencia de los files de la comunidad anfitriona.