14 agosto, 2022

DIÓCESIS DE TUMACO

“Si tiendes tu mano al hermano, caminas como cristiano”.

Comunicadores para la Paz y la Reconciliación.

Encuentro de intercambio de saberes entre comunicadoras y comunicadores de la costa pacífica nariñense.

¿Cómo narrar la Paz?

Hoy el Pacífico colombiano vive una situación de crisis humanitaria por cuenta de las disputas territoriales de los actores armados ilegales que sustentan su accionar bélico y violento en la economía ilegal del narcotráfico, un contexto que afecta a comunidades que ancestralmente han ocupado los territorios de esta región del país.

En ese sentido, y por iniciativa de la Diócesis de Tumaco como coparte de la Coordinación Regional del Pacífico Colombiano -CRPC-, se desarrolló este pasado 3 de agosto del presente año, un espacio de enseñanza-aprendizaje que responda a la situación actual y los intereses de diálogo del nuevo gobierno que, desde luego, exige que los comunicadores y las comunicadoras en las regiones golpeadas por la guerra implementen narrativas que le apuesten a la Paz y la reconciliación, estas permiten hacer pedagogía en torno a una cultura de respeto al derecho a la vida como elemento esencial para lograr una vida digna.

Este proceso que busca el desarrollo de acciones de comunicación para la Paz, involucra a la iglesia, las organizaciones étnico-territoriales y sociales y a los medios de comunicación.

¿Cómo narrar la Paz? Es una pregunta que surge en medio de un contexto de diálogo entre los distintos actores armados y políticos
existentes en el país y que se plantea como estrategia esencial para lograr que a la gente del Pacífico se le respete la vida, pero que también
pueda gozar de unos mínimos que se convierten en máximos humanitarios para el bienestar de todos y todas.

El objetivo de este encuentro fue conocer, compartir e implementar herramientas que permitan dar un paso de una narrativa de la guerra hacia el relato de la Paz, sustentado en la realidades e historias de esperanza que se tejen en los pueblos del Pacífico colombiano, haciendo uso de acciones, canales y medios de comunicación alternativos y tradicionales para la visibilización de las muchas historias que ahí ocurren.  A su vez conformar una red de comunicadores representantes de los diferentes espacios participantes para que ejerzan de manera conjunta una comunicación reveladora e informativa en cuanto a la verdad, la justicia, el perdón, la reconciliación y, en general, para la construcción de Paz.

Este espacio de enseñanza-aprendizaje fue un ejercicio de intercambio de conocimiento en el que todos los participantes lograron compartir sus experiencias en la narración de historias del territorio de la costa pacífica nariñense y cómo un trabajo articulado en red nos permite una polifonía de voces que logren visibilizar las realidades en torno a la construcción de Paz a partir de narrativas que le apuesten al respeto por la dignidad humana.

Diálogos que nos ayudan a identificar las realidades que hoy viven los territorios de cada una y cada uno de los asistentes. Es importante el reconocimiento de la situación humanitaria, pero también las iniciativas de esperanza que se entretejen en estos pueblos, en aras de
conocer cómo se está narrando, por parte de las comunicadoras y los comunicadores participantes de esa realidad.

Las impresiones de los y las asistentes a este proceso formativo que se generó desde la CRPC en conjunto con la Diócesis de Tumaco, dio como resultado la creación de la “Red de comunicadores del Pacífico” en aras de seguir fortaleciendo el desarrollo del pacífico y que puedan vincularse al trabajo que desde ahí se adelantará en términos profesionales, pero también formativos.

El intercambio fue posibilitado gracias a la solidaridad y apoyo de Agiamondo – Personal und Beratung für internationale Zusammenarbeit y el Servicio Civil para la Paz, de la Cooperación Católica Alemana.