Comments are off for this post

LA DOSIS MÍNIMA TERMINÓ SIENDO UN PROBLEMA GRAVÍSIMO PARA EL PAÍS

 

En respaldo al Comunicado emitido por la Conferencia Episcopal de Colombia, el Obipo de Tumaco, Monseñor Orlando Olave Villanoba, por medio de una entrevista en Radio Mira 1190 AM, se refrió a la decisión de la Corte Constitucional de permitir el consumo de drogas y alcohol en lugares públicos, argumentando el derecho a la libre personalidad. “El narcotráfico es un porblema muy grave que afecta al país, y poder consumir sustancias psicoactivas en parques, parece ir en contradicción del deseo de salir del narcotráfico”, señaló su excelencia Orlando Olave, quien a su vez afirmó que las drogas están consumiendo a nuestros jóvenes.

 

La Conferencia Episcopal de Colombia ha hecho un llamado a entender el problema del narcotráfico y a unirnos en el cuidado de nuestra niñez.  A continuación el comunicado oficial:

 

 

Monseñor Olave también aseguró que “estamos en un Estado de Derecho y en una sociedad libre, pero al no poseer la infraestructura adecuada en salud pública e instituciones con las herramientas adecuadas, la dosis mínima terminó siendo un problema gravísimo para el país”. Finalmente hizo un llamado a las familias a cuidar y a acompañar a la juventud, en aras de buscar estrategias para comprender que la droga es el camino que nos lleva a la muerte.

“El narcotráfico es un cáncer que consume a nuestra región y país, y es deber de todos oponernos a esta realidad”.

Comments are closed.