4 octubre, 2022

DIÓCESIS DE TUMACO

“Si tiendes tu mano al hermano, caminas como cristiano”.

Seguimos desde la Diócesis de Tumaco en camino de Sinodalidal.

En el marco del proceso sinodal, venimos trabajando en un dialogo constante con las diferentes parroquias de nuestra Diócesis, con el fin de seguir implementando todas las estructuras y así podamos tener un mejor desempeño en el Plan Pastoral.
En estos encuentros parroquiales, hablamos sobre todo lo relacionado con la organización parroquial y la vida Espiritual de todos los que conforman esta comunidad parroquial y en esta ocasión nos encontramos, este 19 de marzo con La Cuasi Parroquia Santos Americanos.
Este encuentro se realizó con el objetivo de motivar los procesos de la parroquia y revisar los avances en el proceso de la sinodalidan, por lo cual se ha llamado a un buen número de personas de todos los sectores para iniciar este camino de participación y comunión.
Monseñor Orlando Olave Villanoba, obispo de la Diócesis de Tumaco, hizo una reflexión, en el cual resalto la importancia de las iglesias parroquiales sean verdaderas comunidades de comunidades, capaces de ir a las periferias territoriales. Una forma privilegiada que se destaca es la de las comunidades eclesiales de base, que se constituyen en faros evangelizadores para los sectores más alejados.
Así mismo enmarcado en la convocatoria hecha por el Santo Padre, se entregó a escuchar a cada uno de los participantes como iglesia y ser individual y extendió la invitación a unirse desde todas las parroquias y hogares, para pedir al corazón amadísimo de Jesús que nos dé el don de la reconciliación y la paz en Colombia y en el mundo entero en medio de estas crisis que vivimos, así mismo unidos como una sola iglesia a caminar juntos logrando llevar y llenar los corazones de cada hogar del amor de nuestro padre celestial.
Por último, se finalizó con un compartir de experiencias por parte de los integrantes de las distintas comunidades eclesiales que están dispersadas a lo largo y ancho de la diócesis.
La participación de las parroquias fue muy buena y se vivió un ambiente de mucha alegría y fraternidad. Con este encuentro se obtiene un gran impulso y motivación para continuar desplegando la acción misionera en nuestras comunidades.